Netflix. Mis 6 series favoritas

16 may. 2017



Conocí la existencia de Netflix en canales de Youtube y películas americanas, y en cuanto supe que esta plataforma había llegado a España sin duda me apunté al mes promocional, y ya nunca lo he abandonado. Este mes va a hacer 18 meses que me suscribí a Netflix, (que sentimental soy)y para celebrar nuestro aniversario juntos, hoy os traigo el top 6 de cuales han sido mis series favoritas.


Voy a empezar por UNBREAKEABLE... ¿lo he escrito bien? Espera que lo compruebo... (1,2,3,4...)... siiiiii, está perfecto!!! Pues como os decía empiezo por Unbreakeable porque fue la primera serie que vi en Netflix y le tengo un cariño muy especial.Y es que Kimmy es tan inocente, risueña y adorable que es una gozada ver el mundo a través de sus ojos y disfrutar de ese humor tan absurdo que a mi me superencanta! Ya hay dos temporadas publicadas, y....¡¡¡¡el 19 de mayo se estrena la tercera!!!! Como las dos primeras temporadas las vi en el 2016 estoy barajando dos opciones: opción a) ver las tres temporadas del tirón y disfrutarla otra vez desde el primer episodio o opción b) ver solo la tercera. Ahora lo tengo claro, me quedo con la a), así que... ¡¡¡¡maratón de Kimmy Smichdt a partir de la semana que viene!!!!

La siguiente serie que quiero destacar es ORANGE IS THE NEW BLACK, que me robó muchas horas de sueño porque me pareció absolutamente adictiva y no podía parar de ver un episodio detrás de otro, y eso que cada episodio dura unos 50 minutos. La primera y la segunda temporada son brutales, pero en mi opinión (expresión que uso mucho desde que veo The Good Wife), la tercera es un poco más floja porque se centra en el pasado de las presas y lo que pasa en el momento presente no es muy interesante. Peeeeeeero, igualmente me encanta y es una de mis favoritas y de las que más he disfrutado. Por cierto... ¿sabíais que Piper Kerman es una personal real y que la serie está basada en el libro donde contó su experiencia? Hay queda el dato.

Mi tercera en la lista tiene otra protagonista carismática, risueña y adorable. Os hablo de Jess de NEW GIRL. Me encantaría ser amiga de Jess porque es tan simpática, divertida, espontánea y alocada... creo que pasaríamos grandes momentos juntas, y aprovecharía para ligarme a uno de sus compañeros de piso que no están nada mal. Menos a Schmidt, demasiado creído para mí pero la verdad es que se hace querer. Tiene cuatro temporadas que vi de un tirón, y me dio tanta pena cuando terminó, que no sabía que hacer con mi vida hasta que descubrí Homeland.


Madre mía... H-O-M-E-L-A-N-D. Estuve tan loca por esta serie que cada vez que terminaba mi maratón de episodios diario tenía que llamar a mi madre para desahogarme y explicarle tooooodo lo que había pasado y cuales eran mis teorías. Así que si a mi la serie me tenía loca, a mi madre más, porque tenía que soportar las llamadas de su hija a las once de la noche, comiéndole la cabeza con una serie que a ella le importaba un bledo. Lo que aguanta una madre. Supongo que después de la paliza que le di con Homeland debió pensar: si no puedes con tu enemigo, únete a él, así que cuando empecé la serie The Good Wife, empezó a verla conmigo y así se ahorró todas esas molestas llamadas.

THE GOOD WIFE la vemos casi todas las noches y a las dos nos encanta, nos e-n-c-a-n-t-a. Siempre he sido muy fan de las películas sobre abogados, casos por resolver, malos que parecen buenos y al final se descubre que no lo son... así que esta serie es genial, aunque ahora estamos por la quinta temporada y no estamos muy contentas con Alicia Florrick,  porque eso no se hace Alicia, no se muerde la mano que te ha dado de comer. Yo soy super super fan de Diane Lockhart, una mujer fuerte, inteligente, segura de si misma y muy elegante. También me encanta el personaje de Kalinda Sharma porque es una tía super dura y super segura de si misma, pero me da mucha pena que le hayan comprado tan poca ropa a este personaje y siempre lleva los mismos conjuntos. Y otro personaje que no es fijo en cada episodio pero que me divierte mucho cada vez que sale es la abogada Elsbeth Tascioni, tan alocada y dispersa, pero a la vez tan inteligente. Y además llevamos el mismo color de pelo.
Como os decía, estamos por la quinta temporada y han pasado una serie de cosas un poco chungas, y de muy malos rollos. Y también he llorado... como he llorado en la quinta temporada, si la habéis visto sabréis porque. Esta siendo una temporada muy dura e intensa, pero el tiempo lo cura todo y espero que las dos temporadas que nos quedan por ver nos hagan disfrutar otra vez.

Y por último, os hablaré de la serie que devoré en las vacaciones de Navidad, otra de esas series geniales para pasar el rato porque los capítulos son cortos,  es divertida y con ese humor absurdo que tanto me gusta. Se trata de CRAZY EX-GIRLFRIEND. La elegí como compañera de viaje para una mini escapada de dos días que hice sola sin saber de que iba, aunque  por el título me pude hacer una idea. Me enganchó desde el minuto uno, es decir, ¿quién está tan loca de dejarlo todo por un amor de verano de la adolescencia? Todos los personajes son geniales, me gusta Rebecca, su amiga Paula, el guapo de Josh... quizás yo también lo dejaría todo por el guapo de Josh. Pero cuando realmente me quedé muy alucinada fue cuando empezaron a cantar. ¿Perdona? ¿Esta empezando un número musical? ¿En una serie? ¿De verdad se está poniendo a cantar? ¿De verdad hay bailarines? ¡¡¡¡Me encanta!!!! Me pareció super original porque yo no había visto números musicales en una serie, y le da un puntazo loco a la serie que me gusta muchísimo! Hace unos meses publicaron la segunda temporada y aún no la he podido ver, pero le tengo muchas ganas! Un último dato: Rachel Bloom, la actriz principal, ganó un Globo de Oro a la mejor actriz por esta serie.

Y hasta aquí llega mi resumen de mis 6 series favoritas de todas las que he visto en Netflix. ¡Que bien me lo he pasado preparando esta entrada y recordando momentos de sofá y manta, que es uno de los mayores placeres de la vida!


Película recomendada. Un italiano en Noruega

14 may. 2017


Bonjour mes amies (he decidido utilizar en mi vida diaria el poco francés que se) !!! ¿Cómo estáis? Yo he tenido una semana genial a la vez que agotadora y hoy hace un domingo de sol radiante, pero antes de salir a dar un paseo en mi moto quiero hablaros sobre una película que he visto dos (¡¡2!!) veces esta semana y que me ha encantado. A medida que vayáis leyendo la entrada, os daréis cuenta de lo muchísimo que me he divertido con esta película, pero os recuerdo que los gustos son muy personales y no quiero daros falsas expectativas porque se la recomendé a una amiga a la que creía que le iba encantar, y resultó que no le gustó demasiado. Sin embargo, a mi compañero de trabajo (que en realidad es mi jefe pero lo trato como a un amigo) le encantó!!! Y nos hemos pasado toda la semana riéndonos con la película: 

YO: ¿te acuerdas de aquella escena cuando el narrador dice una cosa y en la escena sale otra?

ÉL: siiiiiiiiiiii, que buenooooo

LOS DOS: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

ÉL: ¿y cuando están en su casa y la madre dice..... y entonces él hace..... y la madre se queda a cuadros?

YO: siiiiiiiiiiiii, fue brutaallll

LOS DOS: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Y mis otros tres compañeros flipando porque hablábamos en clave para no hacer spoiler (igual que yo con vosotras),  y no entendían nada!!! Lo mejor era cuando queríamos hablar de alguna escena sin tanto lenguaje encriptado y nos encerrábamos en su despacho para hablar y nuestros compañeros escuchaban las carcajadas desde fuera, y no paraban de preguntar: peroooo ¿de qué os reís? Y nosotros: aaahhhh, si queréis saberlo tenéis que ir a ver la película. Pero el momento álgido de la semana fue cuando yo estaba en la fotocopiadora y él en la otra punta del departamento, en su despacho, y yo empecé a cantar el estribillo de la canción de la película...

YO CANTANDO: La prima Repubblicaaaaaaaaaaa....

y él terminó la frase:

ÉL CANTANDO: ..... nooooooooooon si scorda mai

LOS DOS .... tuuuuuuuuuuuu cosa ne sai?

Esta escena es totalmente verídica. ¡¡BRUTAL!! A parte de este cachondeo, nos ha sobrado un poco de tiempo para trabajar... mentira... hemos trabajado mucho, pero en una oficina donde brilla el buen rollo y la alegría se trabaja mucho mejor.

Y ahora os hablo un poco de la película, que es a lo que venía. El protagonista, Checco Zalone, es un hombre de 38 años que vive con sus padres y está viviendo el sueño de su infancia: ser funcionario. Pero toda su vida se viene abajo cuando el Estado hace recortes y eliminan puestos de trabajo de las provincias, por lo que los trabajadores afectados deben elegir entre una indemnización o ser trasladados. Pero para Checco el puesto fijo es sagrado y no dejará que se libren de él tan fácilmente. Firmar no es una opción y está dispuesto a ir donde le manden con tal de no perder los privilegios de su puesto. Es una película llena de tópicos e ironías, con unos puntazos que personalmente me parecieron geniales. Si te apetece una tarde de cine, y tu única pretensión es pasar un buen rato y echarte unas risas yo te recomiendo: Un italiano en Noruega.

Que paséis un muy feliz domingo.


Mi experiencia como público.
Tu cara no me suena todavía

10 may. 2017


¡Hola!  Ya echaba de menos volver a estar por aquí. ¿Cómo estáis? Espero que estéis muy bien y felices. Hoy os vengo a hablar de mi experiencia como público en televisión.  El 24 de marzo asistí como público al programa de Antena 3 Tu cara no me suena todavía. Hacía años que una amiga y yo hablabamos de ir a algún programa de televisión como público, y como las dos somos muy fans de Tu cara me suena, llamamos para apuntarnos pero  la lista ya estaba llena para todos los programas que quedaban de la edición. Nos ofrecieron la oportunidad de apuntarnos como público para el programa de anónimos y dijimos que sí, y al poco nos avisaron para darnos fecha.

Apuntarse para ir como público es muy fácil, con una simple llamada a Gestmusic empieza todo el proceso. Van anotando en una lista a toda la gente que va llamando para apuntarse como público, y cuando saben la fecha que te toca te avisan por teléfono. Nos llamaron con unos dos meses de antelación a la fecha del programa en la que nos tocaba asistir, y eso es muy útil cuando tienes que hacer un desplazamiento, como fue nuestro caso.

Mi nueva rutina de mañana

3 may. 2017

 

 
¡Buenos días! ¡Y nunca mejor dicho! Hace un par de semanas hice un par de cambios en mis mañanas, y me siento genial. Yo soy muy perezosa cuando suena el despertardor, aunque no creo que haya nadie a quien le entusiasme levantarse a las siete de la mañana. Yo suelo darle al botón de diez minutos más (por favoooorrr) varias veces antes de levantarme. Al final me levanto con el tiempo muy justo, me tengo que arreglar con prisas, me preparo el desayuno y salgo de casa. Por suerte, el trayecto a  mi trabajo es de cinco minutos andando y no suelo llegar tarde, pero al no tener tiempo de despejarme tranquilamente en casa ni de desayunar, suelo llegar a la oficina somnolienta, con sed, hambre y mucha pereza.

Hace un par de semanas decidí cambiar esto y con estos pequeños cambios que os voy a contar a continuación, mis mañanas han sufrido una trasformación más que significativa, a la que no me ha costado nada acostumbrarme. Son tantos los beneficios que he notado desde el primer día, que ya no me compensa estar media hora más en la cama porque los resultados de mi nueva rutina me hacen sentir mucho mejor. Estos cambios han sido: levantarme un poco antes para tener tiempo a despejarme, hacer estiramientos, hidratarme bien y desayunar antes de salir. A continuación os cuento un poco más:

LEVANTARME 20 MINUTOS ANTES. Es el tiempo que necesito para mi nueva rutina y seguir llegando a la misma hora que antes al trabajo. Como os decía, son tantos los beneficios que he ganado que ya no me compensa hacer la perezosa en la cama. 

HACER ESTIRAMIENTOS. He practicado deporte toda mi vida y conozco bien la importancia de hacer estiramientos: ayuda a mejorar la fuerza y flexibilidad de nuestros tendones, reduce el riesgo de sufrir contracturas y evita los  dolores posturales. Como muchas de vosotras, paso muchas horas sentada delante de un ordenador en mi trabajo, y mis lumbares se resienten a menudo. Realizar una tabla de estiramientos cada mañana me ha ayudado a sentirme muchísimo mejor, no me voy a casa con la espalda cargada y las horas que paso sentada son más llevaderas. Los beneficios no son sólo físicos, ya que mientras hago los estiramientos me concentro en las sensaciones de mi cuerpo y en la cuenta de los segundos que dura cada ejercicio, por lo que me sumo en una especie de meditación que me ayuda a despejarme de forma relajada. Ahora llego a la oficina con la mente  a punto para concentrarme en el trabajo desde el minuto uno.  Yo sigo esta tabla que encontré en internet, es muy completa y se hace en diez minutitos.

HIDRATARME. Se ha escrito mucho sobre lo importante que es beber agua en ayunas para eliminar toxinas. Durante un tiempo probé lo de beber agua con limón cada mañana al levantarme, pero en mi caso, me sentaba bastante mal y lo tuve que dejar. Ahora, antes de empezar con los estiramientos voy a la cocina y pongo el pan en la sandwichera (así es como hago mis tostadas), y me sirvo un vaso de agua. Voy bebiendo sorbitos mientras voy realizando todos los pasos de mi preparación antes de salir de casa, y me bebo unos dos vasos de agua antes de salir, además de la bebida para acompañar el desayuno, que suele ser un vaso de zumo o leche de avena con cereales bebibles.  

DESAYUNAR EN CASA. Es una costumbre que tenía muy interiorizada hace años, pero la cambié por unos minutos más en la cama, y ahora la he vuelto a recuperar. No sé si a vosotras os pasa, pero yo soy muy primitiva con mis necesidades básicas: si tengo hambre, sed o sueño me pongo de muy mal humor. Así que al llegar al trabajo, lo primero que hacía era prepararme un café y comer unas galletas para aguantar hasta la hora del desayuno fuerte. Por eso, ahora me parece un auténtico gustazo sentarme a la mesa tranquilamente a desayunar y llegar al trabajo con todas mis necesidades cubiertas y de buen humor. 
Estos días estoy tomando una tostada con aceite o mantequilla, y leche de avena con cereables bebibles o zumo. Cuando me levanto, pongo el pan en la sanwichera para que se vaya tostando el pan mientras hago los estiramientos. No tengo tostadora porque no me gusta tener dos electrodomésticos cuando con uno puedo hacer lo mismo, aunque tarde más. En realidad, el tiempo que tarda es perfecto porque es lo que necesito para realizar los estiramientos y no me tengo que preocupar de que el pan se queme o se quede frío.

Os animo a que probéis todas estas rutinas o la que os más os pueda compensar, porque os aseguro que para mí la diferencia es brutal y vale muchísimo la pena. Me encuentro física y mentalmente más preparada para encarar el día, me siento con energía y buen ánimo, no tengo molestias de espalda y no picoteo tanto durante la mañana porque tomo dos desayunos completos. Y lo más importante, me siento bien conmigo misma porque estoy haciéndome responsable de mi bienestar y calidad de vida.

¿Vosotras tenéis una rutina de mañana? ¿Me podéis dar algún consejo para mejorar la mía?

Lecturas Marzo - Abril

1 may. 2017



Hola, hola! Feliz día del trabajador y feliz entrada al mes de mayo! Hoy aprovecho para escribiros el resumen de mis lecturas de Marzo y Abril. Han sido un total de cuatro lecturas, al igual que en los meses de Enero - Febrero, y uno de ellos tiene más de 600 páginas, así que estoy contenta con mi ritmo de lectura. Esto son los cuatro títulos: 



Intentos de sacarle algo a la vida | Hendrik Groen | 350 páginas | Roca editorial

Ya os hablé de esta lectura cuando estaba sumergida en sus páginas. El abuelito Hendrik vive en un geriátrico, y a pesar de los achaques de la edad, vive con una bonita filosofía: Viejo sí, muerto no. En su diario nos cuenta su día a día, sus pensamientos y su visión de la sociedad. Es un libro divertido, irónico, sarcástico y crítico, que te hace reír y reflexionar sobre la vida de nuestros mayores. Yo he disfrutado muchísimo con su lectura, y he sacado dos bonitas lecciones: el poder de la aceptación y el valor de la amistad y el compañerismo. 




Me llamo Lucy Barton | Elizabeth Strout | 224 páginas | Ediciones Duomo

Tenéis la reseña de esta lectura en esta entrada. Es un libro del que encontrareis reseñas y opiniones muy diferentes, hay gente a quien le gusta y gente a quien no. En mi caso me gustó, y mucho, porque encontré en sus páginas una historia donde hay más de lo que se puede leer y me tocó la fibra sensible.



A través de mis pequeños ojos| Emilio Ortiz | 256 páginas | Ediciones Duomo

Es la última reseña que hice y os hablé genial de esta novela. Es una historia divertida que nos acerca a la vida de un perro lazarillo y su amo, y a través de las anécdotas que nos cuenta Cross sobre su vida juntos, viviremos risas, emociones y momentos entrañables. Una lectura fácil y muy entretenida





El juego del ángel | Carlos Ruiz Zafón | 667 páginas | Planeta

Uno de mis propósitos lectores de este año es leerme toda la saga de El cementerio de los libros olvidados de Carlos Ruiz Zafón. La sombra del viento y El juego del ángel son una relectura, pero hace ya unos cuantos años que los leí por primera vez y no tenía muchos recuerdos de sus historias, así que ha sido como volver a leerlos por primera vez.

En el juego del ángel nos encontraremos con la historia de un joven escritor obsesionado con un amor imposible que recibe la oferta de un misterioso editor para escribir un libro sobre un tema bastante especial, a cambio de una fortuna. Lo más destacable de esta novela es la preciosa manera de escribir de este autor, que me engancha y me hace disfrutar con su impecable narrativa. Aunque me gustó más la historia de La sombra del viento, también he disfrutado mucho de esta segunda entrega y estoy deseando continuar con la tercera parte de la saga. Son historias con intriga, amor y pasión por la literatura, que me hacen pasar buenísimos ratos.

Como veis, este 2017 esta siendo un buen año de lecturas. ¿Habéis leído estas novelas? ¿Cuál es vuestra actual lectura? ¿Qué libro que hayáis leído este año me queréis recomendar?