5 Cosas que he aprendido de mi descanso del blog

13 mar. 2017



Cuando dejé el blog hace un año, estaba saturada de cosas y este espacio se convirtió en una carga de la que me tuve que deshacer para no sentirme culpable por no atenderlo. Llegué a dudar de si realmente me gustaba tener un blog y si valía la pena el esfuerzo. Cuando me planteé recuperar este rincón, me di cuenta de que me había exigido demasiado a mi misma y que había convertido un hobbie en una obligación. Esto es todo lo que he aprendido de mi descanso:


NO PERDER DE VISTA MI OBJETIVO: DIVERTIRME.
Y no se me debería olvidar nunca. Empecé el blog para compartir mis hobbies, conocer gente con mis mismas aficiones, retarme a mi misma para ver lo que podía conseguir con este proyecto y aprender cosas nuevas. Este era mi objetivo y ha cumplido mis expectativas, así que debería estar más que contenta.

NO ESCUCHAR LOS CANTOS DE SIRENA. He pasado mucho tiempo leyendo blogs de gurus del blogging, que te dan buenos consejos y que te animan a que compres sus infoproductos con los que conseguirás vivir de tu afición por escribir y compartir. Por un tiempo pensé: Eh!! Sí ellos pueden, ¿por qué yo no? Y ahora ya sé la respuesta: Porque si fuera tan fácil, todo el mundo viviría de esto. Si tienes una vocación concreta o un negocio, es cierto que un blog te ayuda a llegar a más gente, pero no es mi caso. Darme cuenta de ello me ha devuelto a mi enfoque inicial: disfrutar. Si tengo una oportunidad de ganar un dinero extra haciendo lo que me gusta es genial, pero dedicar mi cuerpo y alma a conseguirlo es un tema que no me interesa.

NO COMPARARME CON LOS DEMÁS. Comparaté sólo contigo misma. Pensar en como era mi blog al principio y como es ahora me ayuda a apreciar lo que he aprendido durante el camino recorrido. Compararme con otros blogueros que tienen más lectores, más subscrictores, más comentarios, que hacen mejores posts.... eso sólo me lleva a la frustación. Uno tiene que valorarse por sus aptitudes, su esfuerzo, y su propia evolución. Ese es el único baremo que debemos usar para calificar nuestra evolución en todos los aspectos de la vida.

NO TENGO NADA QUE DEMOSTRAR. A veces me he sentido así, que debía estar a la altura de las expectativas que los demás pudieran tener de mí. Pero todo eso son solo paranoias mías. ¿A la altura de quién? ¿A la altura de qué? No estoy haciendo nada importante, simplemente sentarme delante del ordenador para compartir cosas sobre mi misma y mis aficiones, y está claro que habrá gente a la que le podrá interesar y gente a la que no. Mejor relajarme y pasarlo bien.

ES MI BLOG PERSONAL. Por lo que es normal que si tengo épocas en las que leo mucho hable más de libros, si tengo muchas ganas de escribir publique mucho, o si no tengo nada que decir durante unos días me mantenga en silencio. Exigirme seguir un calendario de publicación, u obligarme a publicar sobre algo que realmente no me apetece sólo para que haya más variedad en el blog no me ha llevado a nada bueno. Nadie me ha exigido nunca nada, excepto yo misma, y estoy aprendiendo a ser más blanda y comprensiva con mis caprichos.

¿Vosotras habéis perdido de vista alguna vez vuestro objetivo? ¿Qué habéis aprendido?







17 comentarios:

  1. Grandes aprendizajes! Cuando un blog solo se vuelve obligación, no vale la pena. La ilusión, es lo que más cuenta. Un besazo y bienvenida.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana!!! Es cierto, a veces perdemos nuestro objetivo y se nos hace dificil encaminarnos de nuevo. Pero volver a mi camino, me ha hecho feliz!! Un besazo

      Eliminar
  2. Me he quedado de piedra, este post podría haberlo escrito yo perfectamente, coincidimos en todo! A mi tambien me empezaron a llegar mensajes de bloggeras para que viviera de mi aficion, y me exigia demasiado, y yo lo unico que queria era escribir y conocer gente con mis gustos y aficiones con las que poder compartir experiencias! Una buenisima llamada a la realidad y a lo que de verdad importa. Gracias por el post!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias preciosa!! Este es uno de esos post que a veces me da un poco de miedo escribir, pero viendo que hay gente que está de acuerdo y que les sirve, el riesgo vale la pena!!! Un saludito

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo. La categoría de "blogs expuestos y vendidos" comienza, afortunadamente, a decaer y no sé si compensa esa sobrexposición, con el resultado económico y cierta fama.
    Para mí el blog tiene dos vertientes, la primera y tan importante como la segunda es la diversión y la otra es una buena plataforma de activismo. Yo llamo a mis posts, serios y los otros.
    Un placer leerte. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Hace años, con otro blog que tenía, sí que llegué a sentirlo como una carga, sentía estrés por encontrar temas de los que hablar... Ahora me lo tomo de forma diferente, escribo cuando puedo y me apetece y lo más importante, escribo pensando en mí, en lo que me apetece contar sin pensar en si gustará o no...
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro de que hayas vuelto. Yo sigo por aquí. Me gustan los blogs auténticos, que dicen lo que piensan aunque yo no esté de acuerdo, sin venderse y también sin insultar o meterse con nadie. Y me gusta seguir por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, no hay que perder la perspectiva y descansar de vez en cuando :)

    ResponderEliminar
  7. Este es uno de esos post (por no decir el único excluyendo algún tutorial) que he leído dos veces seguidas. Comparto todo todo lo que dices... Creo que vas a hacer que muchos nos replanteemos cómo llevar el blog. Estas son las cosas que se necesitan leer por aquí. Bravo! Un besote!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Muchas gracias por pasarte por mi blog :)
    Yo no he sentido por el momento la necesidad de tomarme un descanso nunca pero por supuesto he tenido mis bajones porque a veces no ves que realmente se valore tu esfuerzo. Sin embargo, es lo que tú dices, lo importante es darse cuenta de que es una diversión y punto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! Estoy de acuerdo contigo, me gustaría tomar en cuenta todos tus consejos, pues a mí me pasa lo mismo con lo de compararme con otros en vez de hacerlo conmigo misma. Así no se llega a ninguna parte...

    Besitos ^o^
    Estaré esperando nuevas entradas tuyas.

    ResponderEliminar
  10. Te entiendo totalmente! yo no esperaba vivir de esto y no vivo pero me ayuda a tener menos gastos por los prodcutos

    ResponderEliminar
  11. Tienes mucha razón. Yo intento no perder el norte y hacerlo porque quiero.

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo contigo en que lo principal es divertirse y nada de crearse obligaciones y traumas porque no llegue a los 100 seguidores, mi blog es un poquito de mi que quiero compartir con vosotras.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. Sabias palabras. Muchas de ellas las he tenido que repetir en mi cabeza como un mantra para no caer también y abandonarlo todo. Y, ¿para qué? Como tu bien dices es un espacio personal que cada uno crea según unas necesidades y si estas son básicamente conocer gente con nuestras mismas aficiones o intereses, desahogarse y desestresarse de la rutina diaria, no vamos a venir con exigencias.
    ¡Hay que divertirse! Más aún cuando le dedicamos nuestro tiempo libre.
    Un placer estar por aquí y compartir experiencias con otra treintañera (aunque yo ya estoy más cerca del cuarenta que del treinta), jejejeje.
    Un beso enorme ;)

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, he pasado por lo mismo, y más o menos saqué las mismas conclusiones. Teniendo claro el objetivo de divertirse, y sin la presión de vivir del blog, sin que sea una carga más, y disfrutando la experiencia.

    Besos,

    ResponderEliminar
  15. QUé razón llevas, de nada sirve presiontre tanto por algo que inicias como diversión y que debe seguir siéndolo!!

    Saludetes y me quedo por aquí.

    ResponderEliminar

♥ Gracias por tu comentario ♥

Que participes en mi blog y te comuniques conmigo llena este espacio de vida