Monte Toro. Menorca desde el cielo

5 oct. 2014


Menorca es una isla prácticamente llana. La elevación más importante es Monte Toro, un mirador privilegiado del territorio isleño. Sólo cuenta con 358 metros de altitud, pero gracias a su situación en el centro de la isla y la poca superficie de la misma, es posible divisar todo el territorio desde este punto.





A pesar de que 358 metros de altitud no supone mucho, debido a lo llano de la isla su presencia destaca dándole la apariencia de una montaña mayor. Es una visita obligada de la isla por sus preciosas vistas.


Lo que primero llama la atención al llegar a la cima de Monte Toro, es un Cristo redentor, formado por una gran columna coronada por un Cristo de bronce que da la bienvenida a los visitantes a la llegada a la montaña.


Como veis, no soy la única quien piensa que es una visita a la que no se puede faltar, y este verano han marcado este punto donde se puede disfrutar de la bahía de Fornells al fondo, como una foto perfecta para instagram. Así que si visitáis la isla, no os olvidéis de capturar la vuestra.



Gracias a esta visión global del territorio, podéis ver que el azul y el verde son los colores predominantes de la isla, un territorio a penas edificado por pequeñas poblaciones y las casas de las fincas.


Una vez que hemos disfrutado de las maravillosas vistas y hemos sacado nuestras fotos, es momento de pasar al santuario, cuya entrada esta frente al cristo que hemos visto al llegar. 
 
 
El Santuario de la Virgen de Monte Toro es una ermita donde está consagrada la Virgen del Toro, la patrona de nuestra isla. Esta iglesia fue construida a partir de 1670 sobre la antigua iglesia gótica. Actualmente el santuario es gestionado por una comunidad de religiosas franciscanas de la Misericordia y sirve de hospedería y posada para jornadas de reflexión y plegaria de diferentes grupos de Menorca.
Junto a la iglesia, formando uno de los muros del patio interior del Santuario, se encuentra una torre de defensa construida en 1558 sobre la antigua atalaya.
Para terminar nuestra visita, podemos tomarnos algo o incluso comer en la posada, disfrutando de la vista panorámica desde su terraza cuando hace buen tiempo o refugiándonos del frío en su interior con el calor de su chimenea de leña.

¿Qué os ha parecido este paseo?



8 comentarios:

  1. No sabia que Menorca era casi plana, se me recuerda a Fuerteventura pero en tu caso, en verde jeje.
    Que gracia me hizo el mensaje de la foto de Instagram jaja
    Tengo pendiente visitar tu isla
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estuve en Menorca hace ya 15 años con una amiga y me acuerdo del pozo!!! En cuanto lo he visto me han venido recuerdos preciosos. Me encantó Menorca y lo pasé genial...
    Lo tengo pendiente para ir con mi marido, y me están entrando unas ganas....

    ResponderEliminar
  3. Bonito Blog, me quedo por aqui contigo y te doy un premio pasate a recogerlo por mi blog besitos

    http://lacasitadecucho.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Qué paseo más agradable, Cristina y las vistas increíbles :-)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Qué gracioso lo de "Instagram"! Desde luego, es que vamos con el móvil a cuestas y haciendo fotos a todo, es normal que esta costumbre vaya calando a nuestro alrededor.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso lugar, preciosas vistas!! Me encantaría conocerlo algún día!

    ResponderEliminar
  7. guauuuuuuu!!!!! Es alucinante lo bonita que se ve desde las alturas, eh....
    Aixxx.....no me cansaré de decirte lo afortunada que eres de vivir en tu islita!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Que hermoso lugar, me encantó donde pusieron que es un lugar perfecto para tomar una foto para instagram jejejejeje... ¡Genial!

    ResponderEliminar

♥ Gracias por tu comentario ♥

Que participes en mi blog y te comuniques conmigo llena este espacio de vida